Cómo potenciar tu imagen según tu silueta

tipos de cuerpo, siluetas

Si eres de las que va al probador con muchas prendas para descubrir que ninguna te queda bien, siempre acabas devolviendo la ropa que compras online, o has comprado ropa que aún te preguntas "¿Cómo se me ocurrió???", es posible que hasta ahora no te hayas parado a pensar en qué siluetas son las que más te favorecen según tu tipo de cuerpo. La mayoría de nosotras nos guiamos simplemente por el me gusta o no me gusta a la hora de comprar. Pues bien, lee atentamente porque con estas reglas básicas para vestir según tu tipo de cuerpo te convertirás en una experta en sacar el máximo partido a tu figura y tomarás mejores decisiones de alquiler o de compra para tu armario cápsula.

Lo primero que debes saber es qué tipo de cuerpo tienes para poder conocer con seguridad lo que te conviene y lo que no te funciona. Este paso es fundamental para ahorrarte dolores de cabeza, tiempo y sobre todo dinero.

Para identificar nuestro tipo de cuerpo hemos de observarnos frente a un espejo y prestar atención a los puntos más característicos de la silueta femenina y las proporciones relativas entre ellas: nuestra altura, pecho, caderas y piernas.

¿Qué silueta tiene tu cuerpo?

Silueta triángulo

Esta silueta se caracteriza por unas caderas ligeramente más anchas que el torso (busto pequeño, cintura bien definida, caderas anchas).

Si es tu caso, te aconsejamos que en el torso utilices mangas fruncidas, escotes barco, chaquetas con solapas u hombreras para crear una mayor estructura en tu silueta; elige blusas con colores y estampados brillantes para resaltar el torso y desviar la atención de las caderas y piernas.

Para la parte inferior, utiliza prendas que destaquen tu cintura. Pantalones básicos sin detalles o bolsillos, o faldas y vestidos de corte acampanado. Y, sobre todo, huye de prendas con detalles o adornos en la parte de las caderas.

Evita los estampados grandes y las rayas horizontales en esa zona. Ten presente que combinar prendas holgadas en la parte inferior y más ajustadas en la superior ensancharán más tus caderas.

 Silueta triángulo invertido

Esta silueta se caracteriza por tener los hombros más anchos que las caderas.

En este caso, el objetivo para crear un estilismo balanceado es crear un efecto que amplíe la parte inferior del cuerpo para que presente una proporción similar a espalda y hombros. Para ello, busca faldas con volantes, vestidos entrecruzados o con bolsillos y cinturones anchos.

En el torso, opta por blusas con colores oscuros en líneas rectas y sencillas, no demasiado ajustadas y con un escote tipo V, redondo o asimétrico. Elige vestidos con vuelo en la parte inferior y no te cortes si te gustan las lentejuelas o brillos. Los pantalones tanto de tiro alto como bajo potenciarán tus caderas, y también te favorecerán los de tipo campana.

Silueta reloj de arena

Este es el estereotipo de cuerpo de mujer: se caracteriza por tener las caderas y el busto del mismo tamaño y la cintura proporcionalmente más delgada. Busca prendas que sigan la forma de tu cuerpo de forma holgada y conseguirás ser la más elegante.

Te favorecen los pantalones de cintura alta, las faldas de tiro alto en forma de tubo, los abrigos sastre, los cuellos en pico y los vestidos cruzados o entallados en la cintura. En cuanto a los jeans, opta por los boot cut o de pierna recta. Además, es preferible evitar los pantalones cortos, los cinturones anchos, los estampados o los pantalones pitillo en colores claros.

La clave es resaltar tu cintura y mostrar tus curvas con moderación. Huye por tanto de las prendas ajustadas en general. Evita los vestidos muy recargados que te harán lucir más grande y tu cuerpo se verá desproporcionado.

Silueta ovalada

Esta silueta representa las mujeres con curvas, con la cintura poco marcada y seguramente con cierto volumen en la parte de la ‘barriguita’. En este caso el objetivo a la hora de vestir es el aportar estructura para que la figura parezca más alargada.

Para conseguirlo, utiliza en la parte superior tejidos finos con caída, prendas sencillas sin detalles, texturas o estampados, y evita los tejidos rígidos, gruesos y acolchados. Opta por cuellos en V, vestidos rectos y faldas rectas. En cuanto a los pantalones, búscalos de corte recto o campana, sin bolsillos grandes, y combínalos con tacones que estilizarán tu figura.

Evita usar cuellos altos y abultados porque dan demasiado volumen en la parte superior, así como las camisetas de tirante fino y las faldas tipo globo. 

Por último, y en general, huye tanto de la ropa muy ajustada como muy ancha.

Silueta rectangular

Esta figura te caracteriza si tus hombros y caderas están alineados formando un rectángulo, con una cintura poco marcada. Para ti lo ideal es buscar sumar formas en tu cuerpo, creando ‘falsas’ curvas para potenciar tu cintura.

Para el torso te favorecen los volantes, escotes asimétricos, mangas abullonadas, y hombreras. Los cuellos en V estilizan y alargan tu cuello a la vez que dan volumen a tu pecho y definen tu cintura. Cuando sea posible ajusta a tu cintura camisas y chaquetas mediante cinturones. Escoge chaquetas cortas, escotes asimétricos, mangas abullonadas, hombreras y volantes.

En la parte inferior, usa faldas plisadas, tipo globo, o con caída ajustadas a la cintura; pantalones rectos, bootcut o acampanados. 

Elige tejidos estampados pues darán forma a tu cuerpo.

Por último, evita las prendas de cortes rectos y los pantalones pitillo.

 

 

Y si aún te quedan dudas sobre lo que más te favorece, recuerda que te asesoramos cuanto necesites sobre prendas, estilismos y tallaje para que renueves tu imagen sin gastar una fortuna.

 


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published